Españoles por el mundo: mucho más que tópicos

Os avancé en el post anterior Turismo “de pulserita” que teníamos que dedicar uno en exclusiva a los turistas españoles por el mundo.

A pesar de que la experiencia la he vivido en primera persona en viajes de todo tipo, en el Caribe se han unido todas en un mismo espacio-tiempo. La conclusión es que todos los tópicos son ciertos.

Y no hay que esperar a llegar al complejo hotelero, en el aeropuerto empieza el “show”.  En la cola para embarcar ya te haces una idea de los distintos perfiles que te vas a encontrar: parejas de cholos, amigos cachas como salidos de “hombres, mujeres y viceversa”, amigas chonis que ya están chillando en la cola, familias con niños gritones,  parejas maduras que viajan juntas y que ya van hablando de los daikiris que se van a tomar, hombres solos, parejas que sólo quieren descansar y otros que por viajar a un todo incluido ya creen que son ricos. También hay gente normal pero son la minoría.

Este es el panorama inicial. Una vez subes al avión se demuestra que la gran mayoría desconoce el significado de las palabras educación y discreción.  Sobre todo si detrás te toca una pareja que se levanta 80 veces y cada vez que lo hace se apoya en el respaldo de tu asiento (imaginad el susto que te puedes llevar si vas medio dormido), les pides porfavor que no lo hagan y luego no sólo siguen sino que te dan pataditas por debajo del asiento. Y así durante 8 horas.

Una vez llegas al aeropuerto de destino, el avión aterriza y casi todo el pasaje aplaude con fervor, la gente se vuelve loca para buscar el autobús que nos tiene que llevar a cada hotel. Y resulta que la parejita del avión también va en tu autobús, y también va a tu hotel, y luego ya rezas para que no estén en las habitaciones colindantes a la tuya…Por suerte no llegamos hasta este punto.

Pero 7 días en Punta Cana dan para un gran estudio antropológico. El español medio es el único capaz de:

1.Hacer amigos en un sólo día como si fueran de toda la vida y odiarse al día siguiente, criticarse a más no poder aunque los criticados estén a medio metro de los criticantes y hacerlo chillando para que les oiga toda la piscina.

2.Tratar a los camareros del buffet como si fueran sus esclavos y darles abrazos el día de volver como si dejaran amigos para siempre en el Caribe.

3.Pasárselo estupendamente los 7 días y en la cola para el check-in para el viaje de regreso, dejar el hotel, las instalaciones, la comida y el personal de vuelta y media.

4.Creer que por estar en un todo incluido en el Caribe viven la misma experiencia que los ricos cuando los ricos nunca irían a un complejo de ese tipo.

5.Hacerse un book de fotos hortera  en la orilla y lanzando arena al aire o posando con los flamencos con el fotógrafo del hotel .

6.Dejar las toallas en las tumbonas de la playa la noche anterior para tener cogidos los mejores sitios provocando que a las 23h y a las 6h de la mañana la playa parezaca Las Ramblas.

7.Creer que ponerse hasta arriba en el buffet es ser más listo que nadie.

8.Mostrarse satisfecho por colarse en la cola de tostar pan.

9.Tirarle los trastos descaradamente a los animadores del hotel (esto lo hicieron concretamente dos chonis de Barcelona que se apuntaban a todas las actividades para ligárselos), alargar su estancia dos días desesperadamente y con habitaciones separadas para ver qué pasa…

10.Decir varias veces: estos no saben quién somos…(si lo tienen que repetir tanto es que no son nadie importante,no?)

11.Intentar ligar desesperadamente (este es el caso de dos señoras mayores de Barcelona de estas que hacen ver que viven por encima de la Diagonal pero sólo lo hacen ver) poniéndoles crema a los trabajadores del hotel en la playa, masajeándoles, hablando con todo el que encontraban y preguntándoles a varios camareros qué pensarían sus mujeres si se fueran con ellas (las señoras mayores) a España.

12.No dejar ni un duro de propina.

13.Haber llegado hasta el aeropuerto de ida con collarín, codera y muleta como si les hubiera atropellado un autobús, no usar nada de estos “complementos” durante 7 días en qué han paseado por la playa, se han tirado de cabeza y nadado en la piscina, etc… y que collarín, codera y muleta aparezcan en el viaje de vuelta.

Este es un resumen muy resumido de los distintos perfiles “españoles por el mundo” que he encontrado en Punta Cana. Me dejo muchas anécdotas que son imposibles de retratar en un sólo post y que la verdad son divertidas vistas siempre desde la ironía. Podría hasta transcribir conversaciones que me dan incluso vergüenza, pero eso lo podemos dejar para otro momento. De hecho, da para una serie de televisión (seguro que el guionista de “Vacaciones en el mar” se basó exclusivamente en historias reales).

En este caso, si los nacionalistas catalanes vivieran una experiencia similar querrían más que nunca independizarse, el problema es que el 80% de los turistas que retratamos eran catalanes. Ha sido divertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s