28 millones de parejas han roto por un problema relacionado con Whatsapp. El amor en tiempos del bit

La cifra es sorprendente , ¿verdad? 28 millones de parejas han roto por un problema relacionado con Whatsapp. Es el dato principal que ofreció el experto en diseño e implantación de soluciones TIC en el sector sanitario, Rafa Pardo, en su ponencia durante la última edición del TEDxAndorralaVella. Bajo el título “el amor en tiempos del bit” nos invitaba a reflexionar sobre el impacto de la tecnología en nuestras vidas y la evolución de las relaciones personales en la red. Porque “el amor también tiene su arsenal tecnológico”.

Según expuso Pardo, tenemos un gen egoísta que establece nuestra estrategia evolutiva buscando otros genes egoístas para reproducirse y perpetuar la especie. Ilustraba este dato con nuestro comportamiento en internet: este 2014 el 92% de las búsquedas en Google Trends tienen que ver con el amor y el sexo.

La primera idea que nos ofrecía Pardo se centraba en la evolución del amor a lo largo de la historia. “Podríamos definir clínicamente el enamoramiento como un transtorno de tipo psicótico (por lo de las mariposas y la idealización irracional del otro) y bipolar, por los cambios en los estados de ánimo”. Y argumentaba que los grandes clásicos no hablan de amor sino de de pasión y deseo, ya que el amor galante no aparece hasta el s.XII con los juglares.  Vaya, que “hemos pasado del rapto a las apps”.

Seguramente, planteba,  ninguno de nosotros  ha cantado una serenata para conquistar a nuestra pareja (excepto uno de los asistentes al TedxAndorralaVella, que haciendo alarde de su valentía y romanticismo, admitió haber usado esta técnica) y pocos habremos escrito o recibido alguna carta de amor. Ahora, la tecnología nos lo pone más fàcil en los asuntos del corazón. Ordenadores y smartphones nos ayudan a vencer la timidez, parece que detrás de una pantalla estamos más seguros, a salvo, y a esto hay que sumarle que estamos prácticamente conectados las 24 horas del día.

La adicción a los smartphones ha llegado hasta tal punto que vamos por la calle mirando el teléfono con riesgo de chocar con farolas, personas, paredes, tropezar, no ver un escalón o hasta una puerta…Por eso en una ciudad de China han creado un carril específico para gente que camina mirando el móvil. Ahora tenemos runners, ciclistas y gente mirando el móvil.

Primer carril para adictos al móbil

Y es que, según el informe sobre la Sociedad de la Información de España (SIE) que publicó la Fundación Telefónica en 2013, la mitad de los españoles miramos el móvil una media de 150 veces al día, o lo que es lo mismo, una vez cada 10 minutos durante 24 horas.

A este contexto Pardo añadía una segunda idea:

Cómo funciona la comunicación: El 25% es verbal y el 75% no verbal. Pero qué pasa cuando nos comunicamos por escrito a través del ordenador o el smartphone?

Nuestro cerebro en las redes sociales u otras aplicaciones recibe sólo el 25% de la comunicación y le falta el 75% restante. Aquí entra en juego nuestro sistema límbico, que gestiona los estímulos y genera las emociones. Cuando no hay comunicación no verbal, se la inventa, y hay veces en que acierta y otras en que mete la pata. Fabrica la información de donde no la tiene y esto genera equívocos. ¿Cuantas parejas se han enfadado por el uso o ausencia de emoticonos o de determinados signos de puntuación? ¿Y por el doble check?

¿Queréis ver un ejemplo? No os perdáis este corto, son sólo 3 minutos:

Y este otro nos muestra como la misma conversación por whatsapp y en persona tiene consecuencias muy distintas:

Muchos creen todavía que el doble check significa que la otra persona ha leído el mensaje cuando en realidad sólo nos indica que ha llegado, no que se haya leído. Hasta tal punto ha llegado el tema que el fabricante  va a incorporar el triple check, también en grupos, la otra pesadilla de Whatsapp.

A partir de este punto, la tercera idea que exponía Rafa Pardo tenía que ver con los límites de la tecnología:  Desde que existe internet, empezando por foros y chats, hasta ahora en que cada día aparecen nuevas apps para ligar, la tecnología nos ha puesto fácil acercarnos y seducir, pero también alejarnos y romper. Para lo que aún no existe tecnología es para impedir que nos partan el corazón.

Si os habéis quedado con ganas de más, esta es la conferencia completa de Rafa Pardo en el TedxAndorralaVella:

También os puede interesar:

El blog de Rafa Pardo Perdidos en Pandora

Más conferencias del TedxAndorralaVella

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s